Consejos para los propietarios de viviendas que sufrieron daños

• Si su casa ha sido dañada o destruida, es importante que haga una lista lo más pronto posible de artículos valiosos en su hogar (muebles, joyas, productos electrónicos, dinero en efectivo, etc.). Esto ayudará a completar la documentación de reclamos más tarde.

• Guarde todos los recibos por cualquier dinero que gaste relacionado con esta emergencia, como facturas de hotel, dinero pagado a hospitales, ropa de reemplazo o suministros para bebés, etc.

• De ser posible, documente cualquier daño con imágenes o videos y no se deshaga de los artículos dañados a menos que se indique lo contrario.

• Use medios razonables para guardar y preservar propiedades que aún no hayan sido destruidas. Por ejemplo, si es posible, aborde o lime áreas abiertas expuestas a los elementos para evitar daños por agua.

• Los ajustadores públicos pueden intentar ponerse en contacto con usted y ofrecerle manejar su reclamo de seguro en su nombre. Los ajustadores públicos deben actuar como su representante al tratar con una compañía de seguros a cambio de un porcentaje de la liquidación de su seguro. No es necesario que contrate un ajustador público para manejar su reclamo, pero si decide celebrar un acuerdo con un ajustador público, lea cuidadosamente el contrato antes de firmarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *