Otro taxista endeudado se ahorca en Nueva York

Roy Kim, de 58 años, residente de Bayside, Queens, se ahorcó con un cinturón en su casa el 5 de noviembre, según la oficina forense de la ciudad.

Es el cuarto taxista y octavo conductor que se suicida desde noviembre del año pasado en la ciudad.

Kim tenía más de $500 mil dólares en deuda tras comprar su medallón de taxi el año pasado y luchaba por mantenerse a flote, según sus amigos.

“Estaba endeudado por eso”, dijo su colega conductor Young Lee. “Durante un tiempo estuvo ganando dinero, pero luego bajó y bajó lentamente. Todos los conductores están realmente luchando”.

Los conductores contratados han estado en caída libre durante los últimos años, y muchos culpan a la epidemia por el crecimiento descontrolado de compañías de e-viajes compartidos como Uber y Lyft. La ciudad promulgó regulaciones este verano, pero algunos críticos las calificaron de demasiado tarde.

La Comisionada de TLC Meera Joshi ofreció sus condolencias a los amigos y familiares de Kim y prometió buscar más formas de ayudar a los conductores angustiados, reportó New York Post.

Según la Alianza de Trabajadores de Taxis (NYTWA), ante el exceso de autos para viajes de alquiler el valor de los medallones que se requieren para operar un taxi amarillo se ha desplomado de más de $1 millón a $200 mil dólares, lo que ha llevado a algunos propietarios a la bancarrota.

La ciudad vendió 350 medallones por última vez en el año fiscal 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *